PROYECTO ARTIGAS

por Enrique Masllorens

Una vía sustentable y comunitaria

Mientras asistimos a la inminente revelación –en un libro de Santiago O’Donnell- de las trampas, ocultamientos y delitos del clan Macri por las denuncias de Mariano, el menor de los hijos varones de Franco, simultáneamente resurge otro conflicto familiar en una familia de la oligarquía terrateniente. Y la historia arranca unos años antes.

En esta oportunidad corresponde a la familia Etchevehere cuyo más conocido representante es Luis Miguel, ex presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) y ex ministro macrista de Agroindustria. Sucede que a la muerte del padre sus hijos varones iniciaron una serie de maniobras para desapoderar a Dolores –la hermana menor- en complicidad con la madre de ellos Leonor Marcial. Mientras se sustentaban las acciones legales para la restitución de sus derechos y de su herencia, Dolores denunció amenazas y el caso fue minimizado y censurado por los medios hegemónicos que suelen indignarse autotitulándose cínicamente como defensores de la libertad de expresión. Integrante de la poderosísima AEA, la Asociación Empresarial Argentina, dedicada más a la extorsión que a lo empresarial y ministro del “mejor equipo de los últimos 50 años” la cobertura mediática y judicial diluyó la responsabilidad del esclavista Luis Miguel.

Pero Dolores no cejó en su camino por la justicia. Y demostrando una entereza y una visión contrapuesta al sistema de explotación de la tierra y de los trabajadores y trabajadoras que vienen desarrollando sus familiares, buscó otro camino. Uno que nadie verá en los conglomerados mediáticos de Clarín o La Nación. O del grupo América o Infobae. Y si algún día necesariamente se hace visible, esos medios estarán denostando, difamando y mintiendo. No les gustan los “malos” ejemplos.

Proyecto Artigas

Este colectivo en el que participa el abogado Juan Grabois decidió junto a un grupo de campesinos sin tierra, militantes y organizaciones ambientales acompañar a Dolores Etchevehere en la recuperación de la Estancia Casa Nueva, en La Paz, Entre Ríos y juntos conformaron el Proyecto Artigas en busca de la reparación histórica.

Acordaron con Dolores la cesión del 40% de la tierra que le corresponde como legítima heredera de su padre para construir un modelo agrario sostenible, libre de agrotóxicos y explotación, distinto al que su familia representa.

Entre Ríos es la provincia ícono de la impunidad de los crímenes ambientales. Como uno de las pruebas es que el 55% de las internaciones por casos de cáncer de niños en el Hospital Garrahan provenga de esa provincia.

El 15 de octubre, el día en que escribimos esta nota se realizó junto a Dolores el acto de posesión para iniciar el Proyecto. Alrededor de 40 productores junto a Dolores ya están trabajando la tierra. Nos aclaran que es un acto completamente legal respaldado por escritura (Juan Grabois envía copia del acto notarial).

Esta iniciativa no solamente se trata de la recuperación de un pedazo de suelo apropiado ilegalmente, sino que se quiere develar la verdadera historia de los “Etchevehere corruptos” como los llama Dolores. Y al mismo tiempo visibilizar un proyecto y defenderlo de las amenazas de uno de los hermanos, Juan Diego, condenado por abuso de armas.

Seguiremos el camino y las informaciones de los integrantes de este Proyecto que lleva el nombre de uno de los más grandes héroes de la Patria Grande.